Blockchain, la revolución en marcha

Artículo de Antonio Fernández Ruiz, CIO de Fullstep


En el proceso de transformación digital que todas las empresas están ejecutando o al menos están pensando en llevar a cabo, la clave no es la pura digitalización, a la que las empresas, en mayor o menor medida ya han llegado. La digitalización es un paso previo a la verdadera transformación digital, que no es un evento de un solo paso, sino un camino gradual de mejora continua, basado en el análisis y mejora de cada proceso, producto o servicio, que puede llevar no solo a la automatización de los procesos existentes para optimizar la cadena de valor actual, sino incluso a modificar el modelo de negocio para generar formas nuevas de proporcionar valor al cliente.

En este proceso de repensar el negocio, donde se nos bombardea cada día con cientos de mensajes sobre industria 4.0, inteligencia artificial, robótica, etc, me gustaría poner el foco en una tecnología que va a cambiar la forma en que las empresas se relacionan con sus proveedores, sus clientes, la administración/gobierno y la banca, por lo que los Dptos. de Compras deberían poner su foco cuanto antes para visualizar cómo y dónde aprovecharla. Esta tecnología se conoce como cadena de bloques o blockchain.

En esencia, blockchain es un sistema de libro mayor contable, de arquitectura distribuida (peer-to-peer) que usa un algoritmo que gestiona bloques de información ordenados y conectados, con tecnologías de seguridad y criptográficas para garantizar su integridad. Cuando hablamos de integridad lo hacemos en un sentido amplio: integridad de los datos, integridad de los procesos y seguridad. Se puede decir que blockchain es un libro donde se anotan transacciones respetando un orden, garantizando la integridad de los datos y la ausencia de colisiones en la escritura al ser un sistema distribuido.

La distribución de la información se realiza en diferentes nodos para huir de la centralización y validar transacciones por consenso entre los nodos. La arquitectura distribuida ya la puso de moda Napster en su momento y es la conocida como peer-to-peer (igualdad entre pares) que ha sido capaz de revolucionar toda la estructura del negocio de la música.

El caso más extendido de uso de esta tecnología es, sin duda, la gestión de la propiedad de un bien, sea digital o no, pero el caso más famoso es Bitcoin, la criptomoneda que ha demostrado que se puede crear una moneda ampliamente aceptada sin el concurso de ninguna administración central que la gobierne.

Los conceptos de garantía de integridad junto con la arquitectura distribuida peer-to-peer han creado una excitación enorme porque visualizan la oportunidad de transformar completamente muchos negocios eliminando la intermediación. Cualquier negocio necesita garantizar la propiedad y la integridad de las transacciones y eso hasta ahora necesitaba siempre un intermediario central que actuaba como árbitro de confianza. Si se eliminan esos intermediarios los costes bajan y los procesos pueden ser más eficientes.

Aplicaciones Blockchain

Desde un punto de vista práctico, las aplicaciones blockchain se implementan de forma parecida a las aplicaciones actuales que atacan una base de datos. Las aplicaciones blockchain descentralizadas, en vez de interactuar contra una base de datos, lo hacen comunicando y ejecutando su lógica contra un libro mayor digital determinado, por ejemplo, Ethereum. Un libro mayor digital consta de una red descentralizada de nodos peer-to-peer. Todos estos nodos mantienen una copia del almacén de datos y ejecutan una máquina virtual para soportar las operaciones contra el libro mayor y mantener el consenso. Toda esta arquitectura tecnológica sofisticada ya está disponible en la práctica y se usa en diferentes aplicaciones entre las que cabe destacar: pagos y transferencias, criptomonedas, micropagos demasiado costosos usando medios tradicionales, gestión de activos digitales, identidad digital, servicios de notaría, auditoría, gestión de impuestos, voto digital, historias clínicas, etc.

En una vuelta de tuerca adicional sobre el concepto clásico de blockchain como libro digital de transacciones distribuido (Blockchain 1.0, según algunos lo definen) ha surgido en los últimos años la idea de no incluir en un bloque de la cadena sólo información de la transacción sino información más amplia como objetos, acciones y condiciones o, lo que es lo mismo, código ejecutable bajo ciertas condiciones. Esto es lo que se conoce como contratos inteligentes o smart contracts.

Desde un punto de vista técnico, los contratos inteligentes no son más que programas escritos en un lenguaje específico de blockchain que se autoejecutan cuando se disparan unas condiciones, lo que hace que blockchain pase de ser un sistema distribuido de registro de transacciones (1.0) a un sistema distribuido de máquinas virtuales que ejecutan contratos inteligentes (blockchain 2.0). Esta flexibilidad nos hace pensar en posibilidades muy realistas de usar contratos inteligentes para describir muchos contratos del mundo real como pagar alquileres de forma regular, repagar créditos, gestionar compraventa de valores en mercados financieros, pagos de incidencias de seguros en ocurrencias de daños, pagos automáticos en hitos de aprovisionamiento, etc. Por supuesto, todo de forma automática y sin necesidad de confianza previa entre las partes. Imaginemos, un paso más allá, que ese código automático del contrato no es completamente procedural sino generado por autómatas o agentes inteligentes. ¿No sería este un camino ideal para la introducción de la inteligencia artificial?

El gran reto de las empresas va a ser compartir información y procesos con sus proveedores y clientes para maximizar la eficiencia y optimizar los costes. Blockchain y los contratos inteligentes son tecnologías claves en ese objetivo. Los Departamentos de Compras deberían liderar esta transformación del negocio como mínimo en todo lo concerniente a los proveedores por lo que conocer la tecnología y las herramientas disponibles para su implantación será imprescindible para maximizar su valor internamente.

Comparta este artículo

Etiquetado como

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook