La quiebra del gigante Hanjin deja miles de euros a la deriva

45 buques de la flota de Hanjin, en su mayoría portacontenedores, se encuentran en situación incierta en aguas internacionales, después de que el gigante surcoreano del transporte marítimo se acogiera al concurso de acreedores por falta de liquidez. Estos barcos, con todo tipo de carga a bordo, se encuentran atracados fuera de los puertos de destinos, o en ruta, a la espera de que sus socios, sus acreedores y el gobierno surcoreano, encuentren una solución a la deuda que ya supera los 4.500 millones de euros y que la compañía viene arrastrando desde 2011 después de cinco ejercicios en negativo.

Algunos de los portacontenedores ya han sido incautados por sus acreedores, lo que complica más la situación y ha llevado a Hanjin a solicitar órdenes de suspensión para evitarlo.

Según la agencia de noticias surcoreana Yonhap, el pasado viernes, la naviera recibió la protección judicial por parte de Estados Unidos para poder acceder a la descarga de sus buques, después de que cuatro de ellos fueran abandonados por miedo a que las cargas fueran confiscadas por los acreedores de la naviera. Esta misma agencia asegura que puertos de Reino Unido, Japón y Singapur también han tomado la misma decisión.

Sin Plan B por el momento
Al igual que sus naves, la crisis crediticia de la naviera no parece llegara buen puerto, ya que la pasada semana se encontraba como un nuevo obstáculo: Korean Air Lines Co., su mayor accionista, no ha logrado obtener la aprobación de su consejo de administración para proporcionar a la compañía 60 millones de wones, aludiendo "abuso de confianza".

A principios de la pasada semana, el Grupo Hanjin, la compañía matriz de la línea de transporte de contenedores más importantes del país, se comprometió a proporcionar unos 100 mil millones de wones (96,6 millones de dólares), incluyendo 40 millones de won de bienes personales presidente del grupo de Cho Yang-ho, al expedidor, en un intento de ayudar a aliviar la crisis provocada por la carga de pagos de la naviera.

Por su parte, los acreedores de Hanjin Shipping, manifestaron que no se extendería la ayuda financiera, aludiendo a la debilidad del plan de reestructuración de la deuda presentado por la compañía.

Crisis con repercusión mundial
Los efectos de la quiebra en el transporte internacional no se han hecho esperar, ya que los más de 600.000 TEUs que manejaba la naviera deberán ser asumidos por otras compañías, lo que podría impactar en las tarifas de fletes, además de las alzas repentinas de las tarifas spot de los contenedores sufridas las pasadas semanas, especialmente en las rutas que cubren Asia, el norte de europa y el transpacífico.

Según informa el medio Mundo Marítimo, "ante la premura de embarcar la carga a cualquier precio, las tarifas spot de contenedores tuvieron un aumento promedio de 40% desde Asia tanto a Estados Unidos, como a Europa, con lo que las tarifas estarían fluctuando entre los 1.700 dólares y US 2.400 dólares y se espera que la cifras crezcan en al menos 500 dólares más a fines de septiembre. Mientras, las tarifas desde Asia al norte de Europa se mantienen bajo los 1.000 dólares, pero se esperan alzas en las próximas semanas".

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook