En el mes de octubre, el precio medio del petróleo ha descendido alrededor de un 30%

Tras la crisis de 2018, la mayoría de Estados han centrado sus esfuerzos en el crecimiento económico, medido tradicionalmente a través del PIB per cápita, el empleo y la productividad. Sin embargo, en este camino hacia la recuperación algunos países han olvidado otros factores importantes como la desigualdad de la riqueza, la deuda pública, la renta media de la población o el agotamiento de los recursos naturales. Todos ellos, según el Fondo Económico Mundial, indicadores clave a la hora de determinar si una economía está progresando de una forma sana e inclusiva. Por ello, la organización internacional creó el Índice de Desarrollo Inclusivo (IDI), mediante en el que anualmente analiza el estado de bienestar en el que se encuentran un total de 103 Estados. 

Latinoamérica está dominada por las economías emergentes. Pese a esta realidad, como muestra esta infografía de Statista, en los últimos cinco años algunos países han avanzado hacia un mayor crecimiento económico y una mayor inclusión social. En concreto, Panamá, que es la economía latinoamericana más sana con un IDI de 4,54 sobre 7, experimentó además el mayor crecimiento medio dentro de esta región: un 4,8% entre 2012 y 2016. Costa Rica y Perú, sin embargo, que se situaron en la cuarta y quinta posición respectivamente con un IDI de alrededor del 4,3, vieron como su resultado general disminuyó en el pasado quinquenio. Esto se debió a una reducción de los ingresos netos y de las condiciones sanitarias de su población.

Según datos ofrecidos por el INE, Instituto Nacional de Estadística, durante el primer trimestre de 2018 la variación anual de los precios de los servicios aumentó en nueve de las 15 actividades para las que se calculan índices y disminuyó en el resto.

Tal y como indican los Índices de Precios del Sector Servicios (IPS), base 2015, las actividades cuyos precios registraron las mayores subidas en su tasa anual son: publicidad, con una variación del 6,0%, más de seis puntos superior a la del cuarto trimestre, a causa de que los precios de estos servicios bajan en el primer trimestre de 2018 menos que en el mismo periodo de 2017. Las telecomunicaciones, incrementaron su tasa más de dos puntos, hasta el 0,5%, se sitúan en valores positivos por primera vez desde el primer trimestre de 2009. Este comportamiento es debido a la subida de sus precios este trimestre, frente a la bajada de 2017. Mientras, los servicios de información registran una tasa anual del 1,4%, más de un punto y medio por encima del trimestre anterior, como consecuencia de la estabilidad de sus precios en el primer trimestre de 2018, frente a la bajada del año anterior.

Por su parte, entre las actividades cuya tasa anual desciende respecto al trimestre anterior destacan: actividades postales y de correos, con una tasa anual del 3,7%, cinco décimas inferior a la del cuarto trimestre, ya que el aumento de los precios de esta actividad este trimestre ha sido menor que el registrado en 2017. Además, las actividades de limpieza, que disminuye su variación cinco décimas, situándola en el 0,0%, como consecuencia de la estabilidad de sus precios este trimestre, frente a la subida del mismo periodo del año pasado.

Evolución trimestral de los precios de los servicios

Las mayores subidas de precios en el primer trimestre de 2018 respecto al cuarto de 2017 se producen en las Actividades postales y de correos (3,3%), los Servicios técnicos de arquitectura e ingeniería: ensayos y análisis técnicos (0,8%) y las Actividades relacionadas con el empleo (0,6%). Por su parte, los únicos descensos de precios se registran en la Publicidad (–5,8%) y los Estudios de mercado (–0,1%).

Los IPS base 2015 publicados por el INE, establecen que los estados miembros deben cambiar la base de los indicadores coyunturales, cada cinco años. Con la implantación de la nueva base se mejora la representatividad de este indicador mediante cambios en la composición de la cesta de productos y la actualización de la estructura de ponderaciones.

La selección representativa de la producción de servicios, que componen la cesta de productos del IPS, se realiza en función de la importancia de la cifra de negocios de cada uno de ellos. La composición de la cesta se revisa anualmente, y se actualiza para incluir nuevos productos cuya cifra de negocios comience a ser significativo, y excluir aquellos para los que este valor deje de serlo. Para cada actividad, la selección de las unidades que forman parte de la muestra se realiza de forma que se cubra entre el 60% y el 70% de la cifra de negocio de dicha actividad.

Fuente: INE

La expansión económica en el sector servicios español cobró mayor ritmo al comienzo de 2018 ya que se han registrado incrementos más intensos de la actividad comercial y de los nuevos pedidos. La tasa de creación de empleo siguió elevada, mientas que la confianza empresarial alcanzó su máxima en siete meses. Por lo que respecta a los precios, la inflación de los costes y la de los precios cobrados alcanzaron sus máximas en varios años.
El índice de Actividad Comercial ajustado estacionalmente aumentó de 54.6 registrado en diciembre a 56.9 en enero. El marcado crecimiento de la actividad comercial fue el más rápido desde julio de 2017. La actividad se ha expandido ininterrumpidamente desde noviembre de 2013.
A juzgar por las respuestas de los encuestados, la mejora de las condiciones económicas desempeñó un papel fundamental en el fortalecimiento de las condiciones comerciales en enero, y se ha mencionado que el entorno económico positivo fue uno de los factores responsables de los aumentos observados en la actividad comercial y los nuevos pedidos.
El sector de Intermediación Financiera fue el que indicó los mejores resultados, puesto que registró los incrementos más intensos de la actividad comercial y del empleo y un aumento significativo de los nuevos pedidos.
Tal y como ha sucedido con la tendencia señalada por la actividad comercial, el crecimiento de los nuevos pedidos se aceleró en enero. Este último incremento fue el más acelerado de los últimos cuatro meses, extendiendo la secuencia actual de expansión a cuatro años y medio. Algunos colaboradores del panel indicaron una mejora en el número de turistas.
La expansión de los nuevos pedidos dio lugar a un nuevo aumento de los trabajos pendientes de realización, el duodécimo consecutivo. La última acumulación fue sólida, y la más marcada desde octubre del año pasado.
Los proveedores de servicios han mantenido un ritmo de contratación intenso en el comienzo de año, y la tasa de creación de empleo apenas ha cambiado frente a las observadas durante el último trimestre de 2017. Además de las mejoras de las condiciones económicas, también se han mencionado los planes de expansión de los negocios entre los factores que impulsaron el aumento de las plantillas.
Las presiones inflacionistas se intensificaron en enero, puesto que tanto los costes como los precios cobrados aumentaron a tasas más intensas. El aumento de los costes fue el más marcado desde septiembre de 2008. Por lo general los colaboradores del panel vincularon el aumento de los costes laborales al alza de los precios pagados, mientras que también se mencionaron aumentos de las tarifas de los proveedores y del coste del combustible.
El último aumento de los precios cobrados fue sólido y el más intenso desde marzo de 2007. La robusta demanda ayudó al poder de fijación de precios, por lo cual las empresas pudieron repercutir el aumento de los costes a sus clientes. El sector de Correos y Telecomunicaciones y el de Transportes y Almacenamientos fueron los que registraron los aumentos más intensos de las tarifas.
La confianza empresarial mejoró por segundo mes consecutivo en enero, recuperándose aún más frente a la mínima en catorce meses registrada en noviembre del año pasado. El optimismo fue el más alto desde junio de 2017. La mejora de las condiciones económicas fue el principal factor vinculado con las expectativas de que la actividad comercial se incrementará en los próximos doce meses, y alrededor del 53% de los encuestados prevén un crecimiento.

Las mujeres de Davos

Durante los pasados días 23 al 26 de enero, la ciudad suiza de Davos, acogió una vez más, la reunión anual del Foro Económico Mundial (FEM). Bajo el lema "Creando un futuro compartido en un mundo fracturado", la 48ª edición reunió a un total de 3.000 participantes de los cinco continentes, que han tratado de buscar soluciones a los diversos problemas económicos, sociales y políticos que existen en la actualidad. Ahora bien, si el encuentro de este año se ha caracterizado por algo, ha sido por añadir una novedad en su Presidencia. Y es que, por primera vez desde su fundación, la reunión estuvo dirigida por mujeres. En concreto, el panel estuvo encabezado por la primera ministra noruega Erna Solberg y por Christine Lagarde, directora gerente del Foro Económico Mundial. Pero ellas no fueron las únicas que digeron presente. 

En total, el Foro de Davos contó con la presencia de 630 mujeres, lo que supone un 21% del total de los participantes registrados. No obstante, existen claras diferencias en función del país. Como muestra esta infografía de Statista, Estados Unidos, con 213 mujeres, es el Estado del que provenían una mayor parte de las asistentes. Sin embargo, en relación con su número total de participantes, este número representa menos de un tercio del total. Por su parte, países como Pakistán, Perú o Kenia, con solo cuatro mujeres en Suiza, registraron un porcentaje de participación femenina de aproximadamente el 40% con respecto al conjunto de sus representantes. Según la página del Foro Económico Mundial, España también con cuatro representantes femeninas que acudieron al encuentro en nombre del país, entre ellas Ana Botín. Sin embargo, en el caso nacional, esta dato representó únicamente el 17% de la participación española total.

Según informa el Instituto de Estudios Económicos, en 2017, un 18% del total de empresas de la UE ha realizado ventas electrónicas a consumidores, otras empresas y/o autoridades públicas. La media no ha aumentado respecto del año 2016, en el que se registraba el mismo porcentaje.
Tras analizar los datos recogidos por el IEE, Irlanda vuelve a ser el país con la mayor proporción de empresas que venden electrónicamente con un 30%, figurando a continuación Dinamarca y Suecia, ambos con un 29%. Bélgica, la República Checa y Alemania comparten un 24%, mientras que Lituania avanza a un 22% y Finlandia llega al 21%. España está entre los países destacados de la UE en ventas electrónicas. Una de cada cinco empresas españolas ha realizado ventas online en 2017, superando el promedio de la UE. El Reino Unido también alcanza el 20%, mientras que Croacia, Portugal y Eslovenia se quedan justo en la media europea.
Austria, Francia y Malta se sitúan poco por debajo del promedio, pero la brecha ya es mayor en el caso de Hungría (13%), Grecia (11%) y Letonia (11%). Entre los países con menor proporción de empresas con ventas electrónicas están Italia, Luxemburgo y Rumanía, todos con un 8%, así como Bulgaria que cierra la clasificación con un 7%.

Tabla. Empresas con ventas electrónicas en la UE (En 2017) (*)

Países / En % sobre el total de empresas Países / En % sobre el total de empresas Países / En % sobre el total de empresas
Irlanda / 30 Croacia / 18 Hungría / 13
Dinamarca / 29 Portugal / 18 Chipre / 12
Suecia / 29 Eslovenia / 18 Grecia / 11
Bélgica / 24 UE-28 / 18 Letonia / 11
Rep. Checa / 24 Austria / 17 Polonia / 10
Alemania / 24 Francia / 17 Italia / 8
Lituania / 22 Malta / 17 Luxemburgo / 8
Finlandia / 21 Estonia / 16 Rumanía / 8
España / 20 Países Bajos / 16 Bulgaria / 7
Reino Unido / 20 Eslovaquia / 15  



 
 

 
 
 
 
 

 
 
 
 
 

(*) Empresas con ventas electrónicas que supongan como mínimo un 1% del volumen de ventas.

En 2016 se generaron cerca de 45 millones de toneladas métricas de basura tecnológica en el mundo, con China y Estados Unidos como los principales generadores de este tipo de desechos. Ahora bien, pocos son conscientes de la verdadera riqueza que se esconde dentro de esta chatarra. 

Como muestra esta infografía de Statista, realizada a partir de los datos publicados por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), los desechos electrónicos registrados a nivel mundial durante 2016 contenían 500 toneladas métricas de oro. Si bien esta cantidad es muy inferior a la de otras materias primas tales como el plástico o el hierro, su valor se estimó en 18.840 millones de euros. De esta forma, se convirtió en el material más valioso dentro de los que integran la basura tecnológica, superando en más de 3.500 millones de euros el valor del plástico. Y eso que entre la chatarra electrónica se encontraron 12,2 millones de toneladas de este material. Otros elementos de la tabla periódico presentes fueron la plata, el paladio o el cobre
El Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó en noviembre de 2017 un 1,7% interanual, según cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), tasa superior en una décima tanto a la adelantada por el INE para dicho mes como a la registrada en octubre. Este aumento de la inflación se explica por el repunte de los precios energéticos, en línea con la evolución del precio del petróleo, parcialmente compensado por la ligera desaceleración de los precios de servicios y alimentación, y por el mayor descenso de los bienes industriales no energéticos (BINE). En términos intermensuales, el IPC ha registrado una subida del 0,5% en noviembre de 2017, frente al avance del 0,4% del mismo mes de 2016.

Los precios de los productos energéticos aumentaron en noviembre de este año el 6% interanual, 2,1 puntos más que en octubre, evolución principalmente asociada a la aceleración de los precios de los carburantes y lubricantes. Los precios de los combustibles líquidos se aceleraron seis puntos, hasta el 8,9%, y los de la electricidad una décima, hasta el 3,5%. Por su parte, los precios del gas redujeron el ritmo de crecimiento siete décimas, hasta el 7,1%.

La inflación de la alimentación se situó en el 2,2% en noviembre, una décima inferior a la del mes precedente. Los precios de la alimentación no elaborada crecieron el 4,3%, seis décimas menos que en el mes anterior, debido a la desaceleración de los precios de las frutas frescas, 2,1 puntos hasta el 8%, y, en menor medida, de las legumbres y hortalizas frescas, que pasaron de crecer el 8,8% en octubre al 7,5% en noviembre. Los precios de la alimentación elaborada, bebidas y tabaco subieron el 1,2%, dos décimas más que en octubre.

La inflación subyacente (que excluye la alimentación no elaborada y los productos energéticos, elementos más volátiles del IPC) se redujo una décima en noviembre, hasta el 0,8%, debido a la desaceleración de los precios de los servicios y a la mayor caída de los precios de los BINE. Los precios de servicios aumentaron el 1,5% en tasa interanual, una décima menos que en el mes previo, como consecuencia, principalmente, de la evolución del turismo y hostelería, cuyos precios pasaron de crecer el 2,6% en octubre al 2,2% en noviembre. Por su parte, los precios de los BINE cayeron el 0,3%, una décima más que el mes anterior.

En términos intermensuales, el IPC ha registrado una tasa de variación del 0,5% en noviembre de 2017, una décima superior a la registrada en el mismo mes de 2016. Por componentes, los precios de los productos energéticos se incrementaron el 2%, frente a la estabilización de un año antes; los de los BINE aumentaron el 1,4%, una décima menos que en noviembre del pasado año; y los de servicios y alimentación se redujeron ambos el 0,2%, caída superior en una décima a la de noviembre de 2016.

Dentro del grupo de alimentación, los precios de los alimentos no elaborados registraron en noviembre de este año una tasa intermensual del -1% (-0,4% en el mismo mes de 2016), y los de los alimentos elaborados del 0,2%, frente a la estabilización de un año antes.

La tasa de inflación aumentó en noviembre respecto a la de octubre en la mayoría de las comunidades autónomas y se redujo sólo en La Rioja (dos décimas, hasta el 1,4%). Los mayores incrementos, de tres décimas, se produjeron en Galicia (1,8%) y en la Región de Murcia (1,2%). Las comunidades de Cataluña (1,9%), Melilla (1,9%), Islas Baleares (1,8%), País Vasco (1,6%) y Comunidad de Madrid (1,5%) mantuvieron la tasa de inflación del mes anterior.

La tasa interanual del IPC a impuestos constantes se situó en noviembre en el 1,7%, al igual que la del IPC general.

El INE ha publicado asimismo el IPC armonizado (IPCA) correspondiente al mes de noviembre, cuya tasa interanual se sitúa en el 1,8%, una décima superior a la de octubre. Por su parte, la tasa adelantada por Eurostat para el conjunto de la zona euro en noviembre es del 1,5%, frente al 1,4% del mes precedente, manteniéndose el diferencial de inflación para España respecto a la zona euro en 0,3 puntos porcentuale.
De 2017 a 2021 los ingresos derivados de la venta de alimentos y bebidas a través de la Red se multiplicarán por dos en España.
Según estimaciones del Statista Digital Market Outlook, estos pasarán de los 480 millones que se generan actualmente a los 967 millones de euros en 2021. De los países recogidos en este gráfico de Statista, tanto en la actualidad como en 2021 China será el país en el que este sector genere más ingresos: los 12.732 millones actuales se triplicarán en 2021 (27.299 millones de euros).
Página 1 de 12

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook