El brote de COVID-19 afecta al sector manufacturero español en marzo

El sector manufacturero registró una fuerte contracción en marzo, a medida que los efectos que la pandemia mundial de la enfermedad por el coronavirus 2019 (COVID-19) ha tenido en la producción y el cese de actividad por decreto de Estado de Alarma en España se hicieron más evidentes. La producción ylos nuevos pedidos, tanto nacionales como internacionales, disminuyeron drásticamente, mientras que se observó un deterioro récord en los plazos de entrega de los proveedores.

La confianza sobre el futuro cayó hasta su nivel más bajo jamás registrado, y las plantillas se redujeron a la tasa más fuerte desde noviembre de 2013. La actividad de compras sufrió una caída no superada durante casi siete años.

El Índice IHS Markit PMI® del Sector Manufacturero Español, un índice compuesto diseñado para proporcionar una indicación del comportamiento del sector manufacturero, cayó hasta su nivel más bajo de casi siete años en marzo. El índice se situó en 45.7, muy por debajo del nivel 50.4 registrado en febrero, señalando un fuerte deterioro de las condiciones operativas.

La pandemia de COVID-19 y el consecuente cese de actividad en España afectaron intensamente a la producción y a los nuevos pedidos en marzo. La producción cayó al ritmo más fuerte desde junio de 2012, mientras que los nuevos pedidos disminuyeron al ritmo más intenso de noventa y dos meses. Puesto que muchos países vecinos se enfrentan a condiciones similares a España en términos de restricciones por la COVID-19, las ventas de exportación cayeron bruscamente y al mayor ritmo desde abril de 2009.

Los sectores de bienes de consumo y de bienes de capital fueron los más afectados durante el mes, y ambos sectores registraron un marcado deterioro de las condiciones operativas. La disminución observada para los productores de bienes de capital fue especialmente fuerte.

Frente a estas condiciones desafiantes, los fabricantes optaron por reducir notablemente sus actividades de compra, y los últimos datos muestran el mayor descenso en casi siete años. En consecuencia, los inventarios se redujeron marcadamente.

Los fabricantes se enfrentaron a considerables dificultades para obtener insumos nuevos en marzo. Las perturbaciones generalizadas en las cadenas de suministro mundiales debido a la pandemia de COVID-19 hicieron que los plazos medios de entrega de los insumos se deterioraran a un ritmo nunca visto en más de veintidós años de recopilación de datos.

Las presiones deflacionistas fueron evidentes en el último período de la encuesta, y las empresas observaron caídas tanto de los precios de compra como de los precios de venta.

Las empresas encuestadas informaron que las materias primas y algunos insumos tales como el acero se redujeron de precio. También mencionaron precios más baratos de las energías que a su vez ayudaron a reducir los costes generales de los insumos. Enfrentados con reducciones considerables de la demanda y una intensificación de las presiones competitivas, los fabricantes pudieron en general repercutir la disminución de sus costes a sus clientes, subrayado por la mayor caída de los precios cobrados en ocho meses.

Por último, mirando hacia los próximos doce meses, las empresas señalaron una considerable incertidumbre con respecto a los efectos que brote de COVID-19 tendrá en la actividad económica, tanto a corto como a largo plazo. Como era de esperar, la confianza sobre el futuro se desplomó en marzo hasta alcanzar su nivel más bajo en la historia de la serie (que comenzó en julio de 2012).

Comentando sobre los datos del índice PMI, Paul Smith, Economics Director de IHS Markit subrayó que "el sector manufacturero de España registró marcadas reducciones
de la producción y de los nuevos pedidos en marzo, a medida que la pandemia de COVID-19 y los cierres generalizados por el Estado de Alarma afectaron las capacidades de producción y la demanda.

De hecho, los fabricantes no solo se enfrentaron a una rápida disminución de las ventas de todo el mundo, sino que también tuvieron problemas para obtener insumos, ya que el plazo medio de entrega se deterioró hasta su máxima de más de veintidós años de recopilación de datos. Este resultado resalta el carácter singular de la recesión, y tanto la oferta como la demanda están claramente sufriendo.

Si bien los datos más recientes ya apuntan a una reducción notable de la producción, en consonancia con los datos oficiales respecto a una disminución de la producción manufacturera de más del 7 % interanual, es probable que la magnitud general y la duración de la recesión se determinen en función de la velocidad (aún desconocida)
con la que la pandemia pueda ser controlada".

 

 

Modificado por última vez en 01/04/2020

Comparta este artículo

Etiquetado como

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter