La producción se estanca en mayo, según PMI del sector manufacturero español y europeo

El sector manufacturero español registra prácticamente un estancamiento en mayo debido a que la producción se paralizó y los nuevos pedidos cayeron ligeramente.

El empleo también disminuyó ligeramente, indicando la primera destrucción en casi cinco años y medio, ya que las cargas de trabajo en general se redujeron en medio de indicios de una demanda vacilante. La confianza con respecto al futuro se deterioró hasta su mínima de seis meses.

En lo que respecta a los precios, el coste de los insumos aumentó solo modestamente, al igual que las tarifas. No obstante, la tasa de inflación alcanzó su nivel más alto en seis meses. El índice IHS Markit PMI® del Sector Manufacturero Español ajustado estacionalmente, un índice compuesto diseñado para proporcionar una indicación del comportamiento del sector manufacturero, cayó al nivel 50.1 en mayo del 51.8 registrado en abril, indicando que la salud del sector manufacturero se sitúa cerca del estancamiento a mediados del segundo trimestre del año. Uno de los factores que tuvo un impacto en el índice PMI fue que el nivel de nuevos pedidos cayó levemente en mayo.

Dicha caída representó la primera contracción de los nuevos pedidos en tres meses, y los últimos datos indican que la debilidad se centró principalmente en el mercado interno. Hubo informes de que la demanda interna se está paralizando, que algunos encuestados vincularon a la inestabilidad política. En contraste, los nuevos pedidos para exportaciones siguieron aumentando, aunque solo de forma marginal. De hecho, hubo evidencias de una débil demanda subyacente en los mercados europeos clave, especialmente en Francia y Alemania. A medida que las carteras de pedidos flaqueaban, la producción en las fábricas españolas se estancó. La producción se situó en el nivel de ausencia de cambios de 50.0 en mayo, poniendo fin a un periodo de crecimiento de la producción que se extendió por casi cinco años y medio.

Los datos del comportamiento de los subgrupos de mercado de la economía manufacturera en general indicaron una considerable divergencia. Si bien el crecimiento se mantuvo a un ritmo sólido en la categoría de bienes de consumo, las condiciones operativas para los productores de bienes de capital se deterioraron notablemente.

El sector de bienes de capital también registró un marcado recorte en el número de empleados en mayo debido a disminuciones en las carteras de pedidos y la producción. Si bien los productores de bienes de consumo señalaron un nuevo crecimiento del empleo, el aumento no fue suficiente como para evitar una caída neta del empleo en su conjunto.

Aunque marginal, el estudio señaló la primera disminución del empleo desde finales de 2013. No obstante, las empresas pudieron hacer frente a sus cargas de trabajo cómodamente, tal y como lo demuestra el Índice de Pedidos Pendientes, que se contrajo por primera vez en tres meses.

Los fabricantes españoles optaron por reducir sus actividades de compra en mayo de acuerdo con la debilidad emergente de las carteras de pedidos y la producción. En vez de comprar nuevos insumos, las empresas prefirieron utilizar sus stocks siempre que les fue posible, aunque algunos de los encuestados atribuyeron la reducción de los inventarios a los continuos retrasos en los repartos por parte de los proveedores.

Mientras tanto, los datos de los precios mostraron que la inflación de los costes en general siguió siendo modesta, a pesar de informes de que los productos químicos, el combustible y la carne han aumentado de precio. La inflación de las tarifas alcanzó su máxima de seis meses, pero se mantuvo moderada.

Por último, la confianza sobre el futuro se ubicó en su nivel más bajo en seis meses en mayo. Según los encuestados, las inquietudes en torno a las recientes tendencias a la baja de la producción y los nuevos pedidos afectaron las perspectivas.

Sector Manufacturero de la Zona Euro

La economía del sector manufacturero de la zona euro se mantuvo arraigada en territorio de contracción en mayo. Después de tener en cuenta los factores estacionales, el índice PMI® del Sector Manufacturero de la Zona Euro de IHS Markit se ubicó por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50.0 por cuarto mes consecutivo, registrando el nivel 47.7 (exactamente igual que su lectura flash precedente). El índice disminuyó ligeramente frente al mes anterior (cuando registró 47.9) y se situó cerca de su mínima de seis años registrada en
marzo.

Analizando los datos por subgrupos de mercado, se observa que la debilidad se mantuvo centrada en los sectores de bienes intermedios y bienes de capital.
En ambos casos, los ritmos de declive fueron de nuevo marcados y contrastaron notablemente con el comportamiento de la categoría de bienes de consumo, donde el crecimiento se mantuvo a un ritmo moderado. El sector de bienes de consumo ha registrado una expansión ininterrumpida durante cinco años y medio.
Analizando por países, Alemania continuó registrando el mayor deterioro de las condiciones operativas, y su índice PMI de nuevo señaló una marcada tasa de contracción. Austria observó cómo la salud de su economía manufacturera se contrajo al ritmo más fuerte en más de cuatro años.

El índice PMI de Italia también se mantuvo por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50.0, aunque solo marginalmente. Se observó un crecimiento apenas marginal en Francia y España.
Por su parte, Grecia siguió siendo el país con el mejor resultado en términos de expansión manufacturera.

El bajo rendimiento del sector manufacturero de la región siguió estando estrechamente vinculado al declive de las carteras de pedidos. Los últimos datos indicaron que los nuevos pedidos cayeron por octavo mes consecutivo. Las empresas encuestadas informaron que la demanda tanto nacional como procedente del extranjero ha disminuido, subrayado por una nueva caída sólida (aunque más lenta) de los nuevos pedidos para exportaciones* en mayo.

La última desaceleración de los nuevos pedidos inevitablemente continuó afectando la producción, que registró un declive por cuarto mes consecutivo en mayo. No obstante, dado que el ritmo de contracción sigue siendo modesto y más lento que el de los nuevos pedidos, las empresas nuevamente pudieron enfocarse en poner al día los trabajos por completar. La encuesta de mayo indicó que los pedidos pendientes de realización disminuyeron por noveno mes consecutivo.
El surgimiento continuo de exceso de capacidad productiva tuvo un impacto negativo en el empleo.

Después de 56 meses de expansión continua, se registró una caída neta de la dotación de personal en mayo. La contracción leve se centró principalmente en Alemania, donde el empleo disminuyó por tercer mes consecutivo, aunque España también registró una caída de las plantillas.

El crecimiento del empleo en el resto de la región tendió a ser marginal, excepto en Grecia, donde de nuevo se registró un sólido incremento de la dotación de personal.

De nuevo se registró un exceso de capacidad en las cadenas de suministro en mayo, ya que los plazos medios de entrega de los insumos se redujeron al ritmo más fuerte desde mediados de 2009. Los plazos de entrega han mejorado por tercer mes consecutivo, de acuerdo con la caída de la actividad de compras entre los fabricantes. La encuesta de mayo indicó que la compra de insumos se redujo por sexto mes consecutivo, ya que las empresas se centraron en utilizar los stocks existentes siempre que fue posible.

Con respecto a los precios, la inflación de los costes de los insumos se atenuó en mayo, cayendo hasta su mínima desde agosto de 2016. Las empresas optaron por repercutir el aumento de sus gastos operativos a los clientes, tal y como lo destaca un aumento similarmente modesto de las tarifas.

Por último, la confianza de las empresas mejoró hasta su máxima de tres meses en mayo, aunque, a pesar de ello, se mantuvo muy por debajo del promedio a largo plazo del estudio. De hecho, en Austria y Alemania se observó un pesimismo rotundo, mientras que Francia y España registraron un menor grado de confianza en comparación con abril. En contraste, Italia disfrutó de un grado de optimismo notablemente más alto.

Fuente: IHS Markit

Modificado por última vez en 03/06/2019

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook