El sector manufacturero en Europa se contrae con fuerza en marzo. Datos PMI

El brote mundial de la enfermedad por el coronavirus (COVID-19) provocó un notable deterioro de las condiciones operativas del sector manufacturero de la zona euro en marzo. La producción, los nuevos pedidos y las compras se redujeron fuertemente, mientras que el empleo se recortó notablemente y las limitaciones de la oferta se intensificaron a un ritmo récord. La confianza sobre el futuro cayó a un mínimo histórico.

El índice PMI del Sector Manufacturero de la Zona Euro, que está corregido de factores estacionales, se situó por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50.0 por decimocuarto mes consecutivo y disminuyó considerablemente desde 49.2, su máxima de un año registrada en febrero, a 44.5 en marzo. El índice se situó por debajo de la lectura flash precedente y fue el más bajo en noventa y dos meses. Los datos más recientes indican que todos los grupos de mercado registraron un deterioro de las condiciones operativas en comparación con el mes anterior, encabezados por la categoría de bienes de capital.

Todos los índices PMI a nivel nacional disminuyeron con respecto al mes anterior. Italia experimentó el mayor deterioro de las condiciones operativas, y su respectivo índice PMI registró el nivel más bajo en casi once años. Después de haber indicado consistentemente el mejor crecimiento durante los últimos meses, Grecia registró el segundo peor resultado en marzo.

Países clasificados por PMI Manufacturero: marzo

Países Bajos 50.5 mínima en 2 meses

Austria 45.8 mínima en 5 meses

España 45.7 mínima en 83 meses

Alemania 45.4 (flash: 45.7) mínima en 2 meses

Irlanda 45.1 mínima en 127 meses

Francia 43.2 (flash: 42.9) mínima en 86 meses

Grecia 42.5 mínima en 55 meses

Italia 40.3 mínima en 131 meses

En el resto de los países, Francia, Irlanda y España registraron sus lecturas más bajas del PMI de varios años. Solo el índice PMI de los Países Bajos se situó por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0 en marzo, aunque su crecimiento fue leve.

En su conjunto, la producción manufacturera cayó al ritmo más fuerte desde abril de 2009. La fabricación cayó bruscamente de acuerdo con una caída similar de los nuevos pedidos recibidos por el sector manufacturero, que también disminuyeron a un ritmo no superado en casi once años. El comercio de exportación* cayó bruscamente y al ritmo más fuerte desde marzo de 2009. Los datos más recientes indican que las ventas de exportación cayeron por decimoctavo mes consecutivo. Francia, Alemania y Grecia registraron las mayores reducciones de los nuevos pedidos para exportaciones.

Los fabricantes continuaron enfrentándose a obstáculos importantes para conseguir suministros en marzo, tanto dentro como fuera de los mercados europeos. La última encuesta mostró que los plazos medios de entrega se alargaron hasta su máxima de casi veintitrés años de recopilación de datos, y las empresas de todos los países estudiados indicaron retrasos considerables en las entregas de sus insumos.

Los plazos de entregas empeoraron a pesar de que las empresas registraron una marcada reducción en sus actividades de compras. La actividad de compras se redujo por decimosexto mes consecutivo en marzo y la encuesta señaló que el ritmo de contracción fue el más fuerte registrado desde mediados de 2012.

Los esfuerzos para aumentar el capital circulante y la disminución de la demanda y de las necesidades de producción alentaron a las empresas a reducir sus stocks de materias primas y de productos terminados en marzo.

Los fabricantes también recortaron sus niveles de empleo durante el mes, y la destrucción neta de las plantillas fue la más marcada indicada por el estudio en más de una década. La pérdida de empleo fue especialmente fuerte en Austria, Alemania e Irlanda.

La reducción de precios de algunas materias primas y productos semielaborados, además de unos precios más bajos relacionados con el petróleo, conllevaron a una marcada caída de los costes de los insumos en marzo. El período actual de deflación se ha extendido a diez meses, y la última caída de los precios fue la más pronunciada desde noviembre del año pasado. Las tarifas también bajaron a la tasa más fuerte registrada por el estudio en cuatro años.

Por último, la confianza con respecto a las perspectivas se volvió cada vez más sombría en marzo, reflejando la preocupación sobre el impacto a corto y largo plazo de la pandemia de COVID-19 en la actividad económica global. El optimismo cayó al mayor grado mensual en la historia de la serie (que comenzó en julio de 2012) y también fue el más bajo registrado por el estudio hasta la fecha.

Fuente IHS Markit

Modificado por última vez en 02/04/2020

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter