La economía del sector manufacturero de la zona euro crece al ritmo más rápido en tres años

La economía manufacturera de la zona euro arrojó fuertes resultados en febrero, ya que las condiciones operativas mejoraron hasta su máxima de tres años. Dicho incremento fue destacado por el índice PMI® final del sector manufacturero de la zona euro ajustado estacionalmente, que subió a 57.9, desde 54.8 registrado en enero, y se situó por encima de su lectura flash precedente. El índice se ha ubicado por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0, que separa el crecimiento de la contracción, por octavo mes consecutivo.

Los tres grandes grupos de mercado estudiados registraron una mejora en las condiciones operativas en febrero. Los productores de bienes de capital registraron el mayor crecimiento (el mejor desde enero de 2018), seguidos por los fabricantes de bienes intermedios. El subsector de bienes de consumo registró un incremento comparativamente modesto, que de todos modos fue su mejor resultado desde septiembre del año pasado.

Con la excepción de Grecia, cuyo respectivo índice PMI retrocedió algo por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50.0, el repunte del crecimiento industrial observado en febrero fue generalizado y todos los países cubiertos por el estudios registraron lecturas del índice PMI más sólidas frente a las de enero.

Alemania y los Países Bajos, donde el incremento del comercio de exportación permaneció especialmente fuerte, continuaron encabezando la tabla de clasificación en términos de crecimiento en general.

Austria registró su mejor resultado en tres años, mientras que los incrementos indicados en Italia y Francia fueron los mejores observados desde principios de 2018. En España e Irlanda se registraron tasas de crecimiento comparativamente modestas.

El índice PMI final del Sector Manufacturero de la Zona Euro fue impulsado al alza por incrementos más pronunciados tanto de la producción como de los nuevos pedidos, que en cada uno de los casos fue el mejor observado desde las máximas recientes registradas en octubre del año pasado. El aumento de las exportaciones fue un impulsor clave de los incrementos de los nuevos pedidos en general y los datos más recientes indican que los nuevos pedidos para exportaciones* aumentaron al ritmo más fuerte desde enero de 2018.

Una característica notable que surgió de los resultados de la encuesta de febrero fue el persistente alargamiento de los plazos de entrega de los insumos. Las últimas cifras muestran el segundo mayor deterioro de los plazos de entrega desde que los datos estuvieron disponibles por primera vez hace casi 24 años. En medio de informes generalizados de retrasos y dificultades en el abastecimiento de insumos debido a un incremento de la demanda global y a los continuos desafíos de los transportes relacionados con la COVID-19, los costes de los insumos consecuentemente aumentaron drásticamente y la inflación alcanzó su tasa más alta registrada en casi una década.

La presión de los costes fue especialmente fuerte entre los fabricantes alemanes, holandeses y austriacos, pero gracias a la mejora de la demanda del mercado, las empresas en general pudieron repercutir una parte del aumento de sus costes a los clientes incrementando sus tarifas cobradas. La encuesta de febrero mostró que los precios de venta de los fabricantes de la zona euro aumentaron al ritmo más fuerte desde abril de 2018.

A los desafíos por parte de la oferta se sumó un marcado aumento en la actividad de compras entre los fabricantes de la zona euro. Los datos más recientes mostraron que las empresas aumentaron sus actividades de compra en su mayor grado en más de tres años a pesar de utilizar los inventarios de insumos existentes siempre que les fue posible. Los stocks de materias primas y de productos semielaborados se redujeron por vigésimo quinto mes consecutivo.

Hubo algunas noticias positivas con respecto al empleo en febrero, ya que la contratación en general aumentó por primera vez en casi dos años y solo España registró una caída neta del empleo. Las empresas aumentaron sus plantillas en respuesta a una mayor carga de trabajo en general y a indicios de presión en la capacidad: los pedidos pendientes aumentaron por séptimo mes consecutivo.

La confianza sobre el futuro siguió fortaleciéndose, y la última encuesta mostró que el optimismo alcanzó su nivel más alto jamás registrado (los datos de las expectativas estuvieron disponibles por primera vez a mediados de 2012). Las proyecciones de crecimiento se vincularon a las esperanzas de una implementación exitosa de los programas de vacunación y una resolución de la pandemia en los próximos meses.

* Incluye el comercio dentro de la zona euro

Modificado por última vez en 01/03/2021

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter