La producción aumenta al ritmo más fuerte desde mayo de 1998

Se registran nuevas subidas fuertes de la producción y de los nuevos pedidos

La tasa de creación de empleo se acelera

Continuos retrasos severos en las cadenas de suministro

*Los datos se recopilaron entre el 12 y el 23 de agosto de 2021

El fuerte crecimiento de los nuevos pedidos y de la producción en agosto estuvo apoyado por una nueva mejora de la demanda y los fabricantes españoles experimentaron un aumento casi récord de la producción. Como resultado, las empresas contrataron personal adicional a un ritmo más rápido y aumentaron sus actividades de compra.

No obstante, las dificultades en las cadenas de suministro siguieron siendo graves, provocando aumentos aún mayores en los costes de los insumos y los precios de venta. Algunas empresas intentaron mitigar estos problemas aumentando sus stocks de compras. La preocupación con respecto al suministro de materias primas hizo que la confianza empresarial se redujera hasta su mínima de nueve meses.

El Índice PMI del Sector Manufacturero Español de IHS Markit, índice compuesto diseñado para proporcionar una indicación del comportamiento del sector manufacturero, aumentó de 59.0 registrado en julio a 59.5 en agosto. Dicha lectura señaló una mejora notable en la salud del sector, extendiendo el período actual de crecimiento a siete meses. De hecho, el fortalecimiento de las condiciones empresariales fue uno de los más marcados desde que se inició el estudio, en febrero de 1998. Un aspecto fundamental de la mejora de las condiciones operativas fue una expansión importante de la producción manufacturera. De hecho, el ritmo de crecimiento se aceleró y fue el más rápido desde mayo de 1998.

A su vez, el aumento de la producción reflejó un crecimiento continuo de los nuevos pedidos. Los nuevos pedidos aumentaron por séptimo mes consecutivo, y a un ritmo marcado, aunque este último fue el más suave desde abril pasado. Se observó un panorama similar con respecto a los nuevos pedidos para exportaciones, que aumentaron fuertemente, pero en menor medida que en julio. En ambos casos, las empresas encuestadas vincularon dichos incrementos con una mejora en la demanda del consumidor.

El nuevo crecimiento de los nuevos pedidos contribuyó a otro aumento de los pedidos pendientes de realización, hecho que alentó a las empresas a contratar personal adicional. Se registró una creación de empleo por sexto mes consecutivo, y el último aumento fue más rápido que el observado en julio.

Las empresas también intensificaron su actividad de compras en respuesta a unas mayores necesidades de producción. De hecho, el ritmo de expansión de la compra de insumos fue el tercero más rápido registrado, solo detrás de los observados en los dos primeros meses de recopilación de datos, a principios de 1998.

No obstante, los esfuerzos por obtener insumos se vieron obstaculizados por los persistentes problemas en la cadena de suministro. Los plazos de entrega de los proveedores continuaron alargándose a un ritmo considerable y sin precedentes antes de la pandemia de la COVID-19.

El desajuste entre la oferta y la demanda de materias primas provocó un fuerte aumento de los costes de los insumos. La tasa de inflación aumentó desde la observada en julio y fue solo un poco más reducida que la máxima observada en la encuesta de junio. A su vez, las empresas aumentaron rápidamente sus tarifas cobradas, aunque al ritmo más lento desde abril pasado.

La dificultad para obtener materias primas hizo que algunos fabricantes optaran por protegerse mediante el acopio de stocks de insumos. Los stocks de compras aumentaron por tercer mes consecutivo, pero la tasa de acumulación fue solo marginal, ya que los problemas en la cadena de suministro a menudo obstaculizaron los intentos de obtener insumos.

La preocupación por la obtención de materiales conllevó a una caída de la confianza en agosto y el sentimiento cayó hasta su mínima de nueve meses. Sin embargo, en conjunto, las empresas se mantuvieron muy optimistas de que la producción aumentará durante los próximos doce meses, y este sentimiento positivo se debió a la esperanza de que la situación de la pandemia mejore tanto en el país como en el extranjero.

Comentario

Comentando sobre los últimos resultados de la encuesta, Andrew Harker, Economics Director de IHS Markit, subrayó: "A juzgar por los últimos datos del índice PMI, el sector manufacturero español se mantuvo en una fase de fuerte crecimiento en agosto y un crecimiento más rápido de las compras y el empleo ayudó a las empresas a aumentar la producción a pesar de los intensos problemas observados en las cadenas de suministro. Aunque hubo pocos indicios de que la situación del suministro mejorara, hubo más evidencia de que las empresas están buscando mitigar el impacto de dicha interrupción almacenando insumos para utilizar en el futuro. La medida en que los fabricantes tengan éxito en sus esfuerzos probablemente determinará si pueden mantener los fuertes ritmos de crecimiento de la producción durante el resto del año".

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter