El crecimiento de la zona euro alcanza su máxima en seis años

Los resultados de la encuesta preliminar del PMI indican que el crecimiento económico de la zona euro cobró aún más impulso en marzo y alcanzó su máxima en casi seis años. El estudio también ha revelado el mejor crecimiento del empleo en casi una década a medida que las firmas del sector manufacturero y del sector servicios respondieron a un fuerte crecimiento de las carteras de pedidos.

Por otra parte, el optimismo relativo a la actividad empresarial alcanzó una nueva máxima, pero las presiones de los precios también se han intensificado y han registrado su máxima en casi seis años.

A juzgar por los datos preliminares del Flash del Índice PMI Compuesto de la Actividad Total de la Zona Euro de Markit (basado en aproximadamente el 85% de las respuestas finales habituales), el PMI de la zona euro aumentó a 56,7 en marzo. La última lectura, que representa una mejora frente a 56,0 registrado en febrero, fue la más elevada desde abril de 2011. La media para el primer trimestre, de 55.7, es la más alta desde el primer trimestre de 2011.

El volumen de nuevos pedidos recibidos y de trabajos por realizar también aumentó al ritmo más acelerado desde abril de 2011, confirmando el reciente fortalecimiento de la demanda.

La recuperación ha sido generalizada. El crecimiento de la actividad del sector servicios se aceleró hasta su máxima desde abril de 2011, mientras que la expansión de la producción manufacturera se atenuó apenas ligeramente frente a la máxima de casi seis años registrada en febrero pasado.

Cabe destacar que el crecimiento de los nuevos pedidos se aceleró en ambos sectores hasta alcanzar máximas de casi seis años. Los productores observaron el mayor incremento de los pedidos para exportaciones (que incluyen el comercio dentro de la zona euro) registrado desde abril de 2011.

El empleo señaló su mejora mensual más marcada desde julio de 2007 puesto que las firmas intentaron reforzar su capacidad en respuesta a la reciente mejora de la demanda. La creación de empleo en el sector servicios fue la mejor observada desde octubre de 2007 y las plantillas del sector manufacturero aumentaron a un ritmo que no se había observado desde abril de 2011.

El fortalecimiento de la demanda también hizo posible que cada vez más firmas aumentaran sus precios. Los precios medios cobrados por los productos y servicios subieron al ritmo más intenso desde junio de 2011.

Los costes pagados y los precios de venta de tanto el sector manufacturero como de servicios han aumentado durante el primer trimestre de este año al ritmo más intenso desde el primer semestre de 2011.

En muchos de los casos, se cobraron precios más altos para repercutir el aumento de los costes a los clientes. El aumento de los precios medios pagados registrado en marzo fue el más intenso desde mayo de 2011. Se informó de manera generalizada que la debilidad del euro ha exacerbado el impacto del aumento de los precios internacionales para muchas materias primas, especialmente del crudo y las energías, además de los alimentos y los metales.

También se observó cierta evidencia de aumento de los salarios y presiones en los precios de la cadena de abastecimiento. Un alargamiento de los plazos de entrega de los proveedores, que indica que a menudo la demanda ha superado a la oferta, permitió a los proveedores impulsar los precios al alza. También se informó que los mercados laborales se están tensando en algunos países.

Entretanto, las expectativas respecto de los niveles de actividad empresarial de las empresas en los próximos doce meses aumentaron hasta su máxima desde que hubo disponibles datos comparables por primera vez, en julio de 2012.

Aunque el optimismo de los productores se atenuó ligeramente por segundo mes consecutivo, las expectativas reinantes en el sector servicios fueron las más positivas de los últimos seis años.

Respecto del análisis por países, el crecimiento se aceleró en Alemania al ritmo más rotundo desde mayo de 2011, impulsando la creación de empleo hasta su máxima de los últimos seis años. El crecimiento de la actividad y de las carteras de pedidos se aceleró tanto en el sector manufacturero como en el de servicios, al igual que la creación de empleo. En el sector servicios alemán se observó una creación de empleo al mayor ritmo de sus 20 años de recopilación de datos.

El crecimiento en Francia superó al de Alemania y alcanzó su máxima desde mayo de 2011. El repunte francés fue impulsado por una intensa expansión del crecimiento en el sector servicios, que alcanzó su máxima en casi seis años. El crecimiento de la producción manufacturera se atenuó ligeramente, a pesar de que indicó uno de
los mejores resultados de casi seis años en cuanto a las exportaciones. Los dos sectores estudiados contrataron a personal adicional, lo que llevó al aumento más intenso del empleo desde agosto de 2011.

En el resto de la región, el crecimiento de la actividad total y de los nuevos pedidos se redujo, pero se mantuvo similar al mejor observado en casi una década, mientras que la creación de empleo registró su máxima en casi diez años.

Chris Williamson, Chief Business Economist de IHS Markit, subrayó que "el acelerador de la economía de la zona euro estuvo todavía más activo en marzo puesto que la actividad empresarial y la contratación crecieron aún más. El flash del índice PMI de marzo pone cierre al mejor trimestre de los últimos seis años y señala un crecimiento del PIB de 0.6% en el primer trimestre del año. Mientras tanto, la creación de empleo es la mejor observada en casi una década.

La aceleración del ritmo de crecimiento hacia el fin del trimestre, además de la mejora de las tendencias de los nuevos pedidos y un mayor deseo de contratar personal, sugieren que el fuerte ímpetu del crecimiento se mantendrá en el segundo trimestre.

Las presiones de los precios también siguen intensificándose. El repunte de las presiones inflacionistas refleja principalmente el aumento de los precios de las materias primas a escala mundial y la tasa de cambio históricamente débil del euro, pero también indica una mejora en el poder de fijación de precios de los vendedores a medida que la demanda se incrementa todavía más, factor que el BCE deberá vigilar muy de cerca.

Los índices de actividad total y de precios del PMI se han adentrado mucho en un territorio que por lo habitual se asociaría con un endurecimiento de las políticas por parte del BCE. Es posible que se intensifique la especulación respecto de si el Banco Central podría arriesgarse a quedar a la zaga de la curva si el crecimiento sigue fortaleciéndose y la inflación se enquista más de lo previsto.

La naturaleza cada vez más generalizada de la reactivación también constituye una buena señal de que es posible que el sólido crecimiento se mantenga en los próximos meses. Quizás las mejores noticias sean las provenientes de Francia, donde el crecimiento ha superado al de Alemania, impulsado por una creciente demanda interna. A pesar de que las elecciones siguen generando preocupación en torno a las perspectivas, por ahora el ánimo empresarial en Francia y en gran parte de Europa es intensamente positivo".

Modificado por última vez en 27/03/2017

Comparta este artículo

Etiquetado como

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook