El crecimiento de la producción manufacturera sigue ralentizándose al final del primer trimestre de 2017

A pesar de que el sector manufacturero español se mantuvo cómodamente dentro del territorio de crecimiento al final del primer trimestre del año, también hubo señales de una desaceleración, ya que la producción, los nuevos pedidos y el empleo aumentaron a ritmos más débiles. No obstante, se ha producido un alza de las presiones inflacionistas, ya que los precios pagados aumentaron a su tasa más fuerte desde abril de 2011.

La lectura principal Markit PMI del Sector Manufacturero Español es un índice compuesto diseñado para proporcionar una indicación del comportamiento del sector manufacturero. Se deriva de cinco índices individuales: de nuevos pedidos, de producción, de empleo, de plazos de entrega de proveedores y de stocks de compras. Una lectura superior a 50.0 indica una mejora en general del sector.

El índice PMI disminuyó por segundo mes consecutivo en marzo, situándose en el nivel 53,9 frente al 54,8 registrado en febrero. A pesar de que todavía se observa una sólida mejora mensual en la salud del sector, el último fortalecimiento de las condiciones empresariales fue el más débil desde octubre del año pasado.

La producción manufacturera aumentó notablemente en marzo, extendiendo la actual secuencia de expansión a 40 meses. No obstante, el ritmo de crecimiento disminuyó por tercer mes consecutivo y fue el más lento desde octubre de 2016.

Los nuevos pedidos también aumentaron a un ritmo más débil, pero una mayor demanda de los clientes continuó apoyando la expansión en general. Los nuevos pedidos para exportaciones aumentaron fuertemente, pero al ritmo más lento de cinco meses.

Los pedidos pendientes de realización continuaron aumentando de acuerdo con el incremento de los nuevos pedidos, pero el ritmo de acumulación en marzo fue moderado. Las empresas se esforzaron para aumentar su capacidad a través de la contratación de personal adicional. Sin embargo, como en el caso de la producción y de los nuevos pedidos, la tasa de creación del empleo se ralentizó.

La tasa de inflación de los costes se aceleró en marzo hasta la más rápida en casi seis años, tras haberse acelerado por séptimo mes consecutivo.

Entre los artículos que aumentaron de precio se mencionaron el algodón, el papel, los plásticos, el acero, el combustible y otros productos derivados del petróleo.

La tasa de inflación de los precios cobrados también aumentó a medida que las empresas repercutieron el aumento de los costes a sus clientes. El último incremento de las tarifas fue el segundo más rápido desde abril de 2011 (solo por detrás del de enero de 2017).

Hubo indicios de escasez de suministro de materias primas en marzo, ya que la falta de existencias en los almacenes de los proveedores contribuyó a un alargamiento de los plazos de entrega. El deterioro de los plazos de los proveedores fue el más marcado en siete meses.

La actividad de compra aumentó fuertemente en respuesta a unos mayores volúmenes de ventas, pero el ritmo de crecimiento disminuyó al final del primer trimestre. La expansión condujo a un ligero incremento de los stocks de compras, mientras que los stocks de productos terminados también aumentaron.

La confianza empresarial se mantuvo elevada y muy por encima del promedio de la historia de la serie, que ya casi alcanza cinco años. El optimismo con respecto a las perspectivas de crecimiento de los nuevos pedidos fue el principal factor que apoyó el sentimiento positivo.

Andrew Harker, economista senior de IHS Markit subrayó que "Aunque el sector manufacturero español se mantuvo en territorio de crecimiento en marzo, el ritmo de expansión tanto de la producción como de los nuevos pedidos disminuyó por tercer mes consecutivo, lo que sugiere cierta pérdida de impulso durante el primer trimestre del año.

Un crecimiento más débil potencialmente refleja el impacto del alza de las presiones inflacionistas. Los precios de compra y los precios de venta subieron a tasas raramente superadas en los últimos seis años, poniendo a prueba la resiliencia de la demanda de los clientes. No obstante, las empresas siguen confiando en que la producción seguirá aumentando durante los próximos doce meses a raíz del alza de los nuevos pedidos, lo que sugiere que se muestran positivas a la hora de repercutir el aumento de los costes a sus clientes".

Modificado por última vez en 04/04/2017

Comparta este artículo

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitterFacebook