• La tasa de variación anual del IPC del mes de junio se sitúa en el 2,7%, la misma que la registrada en mayo.
  • La tasa anual de la inflación subyacente se mantiene en el 0,2%.
  • La variación mensual del índice general es del 0,5%.
  • El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) sitúa su tasa anual en el 2,5%, una décima superior a la del mes anterior.

Evolución anual de los precios de consumo

La tasa anual del IPC general aumentó en junio 0,5 puntos en junio, hasta el 2,7%, la misma que en mayo. Esto supone la tasa más elevada desde febrero de 2017. Los grupos que destacan por su influencia en el incremento de la tasa anual son:

  • Vivienda: con una tasa del 10,9%, cinco décimas superior a la del mes anterior, causada por el incremento del precio de la electricidad, mayor que el registrado en junio de 2020.
  • Alimentos y bebidas no alcohólicas: registra una variación del 1,1%, tres décimas por encima de la de mayo. Destaca en este comportamiento las subidas de los precios de los aceites y grasas, de la carne y de la leche, queso y huevos, que disminuyeron en 2020. También influye, aunque en sentido contrario, las frutas, cuyos precios aumentan menos que el año pasado, y las legumbres y hortalizas, con una disminución mayor que en junio de 2020.

Por su parte, los grupos con mayor influencia negativa son:

  • Ocio y cultura: la variación anual disminuye un punto y se sitúa en el –0,8%, debido a que los precios de los paquetes turísticos aumentan menos que el año pasado.
  • Transporte: la tasa desciende cinco décimas, hasta el 8,9%, como consecuencia de que los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal aumentan menos que el año anterior.

La tasa de variación anual de la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) se mantiene en el 0,2%, con lo que continúa 2,5 puntos por debajo de la del IPC general.

Evolución mensual de los precios de consumo

En junio la tasa de variación mensual del IPC general es del 0,5%, lo mismo que en mayo, lo que significa que encadena cuatro tasas positivas consecutivas. Los grupos con mayor repercusión mensual positiva en la tasa mensual del IPC son:

  • Vivienda: la tasa del 2,1% es debida a la subida del precio de la electricidad y, en menor medida, del gasóleo para calefacción. Este grupo repercute 0,301 en el IPC general.
  • Transporte: sitúa su tasa mensual en el 1,1%, como consecuencia de la subida de los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal. La repercusión de este grupo en el IPC general es 0,140.
  • Hoteles, cafés y restaurantes: con una variación mensual del 0,5%, que repercute 0,054, consecuencia del incremento de los precios de los servicios de alojamiento y la restauración.

Entre los grupos con repercusión mensual negativa en la tasa mensual del IPC destaca:

  • Vestido y calzado: con una variación del –1,3%, que repercute –0,080, debido a las bajadas de precios de la campaña de rebajas de verano.

Resultados por comunidades autónomas. Tasas de variación anual

La tasa anual del IPC aumenta en siete comunidades autónomas en junio respecto a mayo, se mantiene en siete y disminuye en tres.

El mayor incremento se produce en Cantabria, con una subida de cuatro décimas. Por su parte, la mayor reducción se produce en Región de Murcia, con una bajada de dos décimas en su tasa anual.

Con respecto a la tasa de variación anual del IPC Armonizado (IPCA), en el mes de junio, se sitúa en el 2,5%, una décima por encima de la registrada el mes anterior. La variación mensual del IPCA es del 0,5%.

Finalmente, el IPC a Impuestos Constantes (IPC-IC), en el mes de junio, se sitúa en el 2,6%, una décima por debajo de la registrada por el IPC general. El IPCA a Impuestos Constantes (IPCA-IC) presenta una tasa anual del 2,4%, una décima menos que la del IPCA.

La tasa de variación anual del IPC del mes de abril se sitúa en el 2,2%, casi un punto por encima de la registrada en marzo.

La tasa anual de la inflación subyacente disminuye tres décimas, hasta el 0,0%.

La variación mensual del índice general es del 1,2%.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) sitúa su tasa anual en el 2,0%, ocho décimas superior a la del mes anterior.

  • Se encarece la electricidad y se mantiene el precio de los carburantes
  • El próximo 14 de mayo, el INE publicará los datos definitivos del IPC de abril

Fuente: Instituto Nacional de Estadística

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 1,2% en abril en relación al mes anterior y situó su tasa interanual en el 2,2%, lo que significa nueve décimas por encima de la de marzo (1,3%), según los datos adelantados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

A falta de confirmarse este repunte, con el que el IPC anual encadena su cuarta tasa positiva consecutiva, la inflación volvería a niveles desconocidos desde hace más de dos años. Es más, no se alcanzaba una tasa de IPC tan elevada desde octubre de 2018, momento en el que se situó en el 2,3%.

Según el indicador adelantado del IPC, los causantes de este incremento de los precios en abril son la subida de los precios de la electricidad y el mantenimiento de los precios de los carburantes y combustibles, en comparación con las bajadas registradas en abril de 2020 -nos encontrábamos en pleno confinamiento por la pandemia-.

Con respecto a la tasa de variación anual estimada de la inflación subyacente (sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) disminuye tres décimas hasta el 0,0% interanual, con lo que se sitúa más de dos puntos por debajo de la del IPC general.

Evolución de la tasa mensual

Los precios de consumo registran en abril una tasa del 1,2% respecto al mes de marzo, lo que supone su mayor repunte mensual en nueve años, concretamente desde abril de 2012.

Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA)

En el cuarto mes de 2021, el IPCA situó su tasa interanual en el 1,9%, lo que significa un aumento de siete décimas respecto a las registradas en el mes anterior.

Por su parte, la variación mensual estimada del IPCA subió un 1,1%.

Importante: los datos difundidos por el INE son un avance de los datos definitivos del IPC y del IPCA que se publicarán el próximo 14 de mayo.

Según el indicador adelantado elaborado por el INE, la inflación anual estimada del IPC en agosto de 2018 es del 2,2%. Este indicador proporciona un avance del IPC que, en caso de confirmarse, supondría el mantenimiento en su tasa anual, ya que en el mes de julio esta variación fue del 2,2%.

En este comportamiento destaca la subida de los precios de la electricidad. También influye que los precios de los carburantes (gasoil y gasolina) han aumentado menos este mes que en agosto de 2017.

Por su parte, la variación anual del indicador adelantado del IPCA se sitúa en agosto en el 2,2%. Si este dato se confirma, la tasa anual del IPCA disminuiría una décima respecto al mes anterior.

Los precios de consumo registran en agosto una tasa del 0,2% respecto al mes de julio, según el indicador adelantado del IPC.

Por su parte, la variación mensual del indicador adelantado del IPCA se sitúa en agosto en el 0,1%.

Fuente: INE 

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter