Los continuos desafíos por el lado de la oferta y el aumento de la inflación hicieron que el crecimiento de la economía manufacturera española se limitara en octubre. La producción y los nuevos pedidos aumentaron a sus ritmos más débiles desde febrero pasado en medio de un retraso récord de los plazos de entrega de los proveedores para los insumos, que siguieron siendo notablemente escasos. Dicha escasez sirvió para apuntalar las fuertes presiones inflacionistas por lo que se ha producido un aumento de los precios de compra y de los precios de venta a tasas récord.

Resultados claves:

▪ El Flash del Índice PMI Compuesto de la Actividad Total de la Zona Euro(1) se situó en 56.1 (59.0 en agosto), alcanzando su mínima de los últimos cinco meses.

▪ El Flash del Índice PMI de Actividad Comercial del Sector Servicios de la Zona Euro(2) se situó en 56.3 (59.0 en agosto), registrando su mínima en los últimos cuatro meses.

▪ El Flash del Índice PMI de Producción del Sector Manufacturero de la Zona Euro(4) se situó en 55.6 (59.0 en agosto), indicando su mínima de los últimos ocho meses.

▪ El Flash del Índice PMI del Sector Manufacturero de la Zona Euro(3) se situó en 58.7 (61.4 en agosto), alcanzando su mínima de los últimos siete meses.

Datos recopilados entre el 13 y el 22 de septiembre

Resultados claves:

▪ Índice Final Compuesto de Actividad Total de la Zona Euro: 59.0 (estimación Flash: 59.5, dato final de julio: 60.2)

▪ Índice Final de Actividad Comercial del Sector Servicios de la Zona Euro: 59.0 (estimación Flash: 59.7, dato final de julio: 59.8)

Datos recopilados entre el 12 y el 25 de agosto

Resultados claves

  • El índice PMI final del Sector Manufacturero de la Zona Euro registra 63.4 en junio (estimación flash: 63.1, dato final de mayo: 63.1).

  • La producción aumenta fuertemente mientras que el crecimiento del empleo alcanza su máxima del estudio.

  • Los precios suben a una tasa récord mientras las restricciones por el lado de la oferta persisten.

(Datos recopilados entre el 11 y el 23 de junio)

Resultados claves

  • El índice PMI final del Sector Manufacturero de la Zona Euro registra 63.1 en mayo (estimación flash: 62.8, dato final de abril: 62.9).

  • Los aumentos de la producción y de los nuevos pedidos se desaceleran levemente, pero los ritmos de crecimiento siguen siendo considerables.

  • Los plazos de entrega de los proveedores se alargan a un ritmo récord impulsando la intensificación de las presiones inflacionistas.

(Datos recopilados entre el 12 y el 21 de mayo)

La flexibilización de las restricciones por la COVID-19 reactiva las ventas y la actividad a la vez que el empleo aumenta como respuesta a unas mayores cargas de trabajo.

 

El levantamiento de las restricciones por la COVID-19 conllevó a una reapertura más generalizada de los establecimientos y un notable aumento de la demanda. En consecuencia, las cifras del empleo mejoraron, aunque menos positivo fue un nuevo fortalecimiento de las presiones de los costes, que se intensificaron en su mayor grado desde el verano de 2008. La actividad económica del sector servicios de España continuó su reciente recuperación en mayo, y se expandió al ritmo más fuerte desde agosto de 2015.

El Índice de Actividad Comercial mantuvo su reciente tendencia alcista en mayo, subiendo de 54.6 registrado en abril a 59.4. Dicha alza representa un aumento en los niveles de actividad por segundo mes consecutivo y el crecimiento mensual más fuerte registrado por el estudio desde agosto de 2015.

El aumento de la actividad comercial estuvo soportado por un fuerte incremento de los volúmenes de nuevos pedidos (el mejor observado desde principios de 2018). Los encuestados informaron ampliamente que el levantamiento de las restricciones por la COVID-19 conllevó no solo a nuevas reaperturas de establecimientos comerciales, sino también a un aumento notable de la demanda y las ventas, especialmente de fuentes nacionales. Aunque hubo algunos indicios de fortalecimiento de la demanda externa y los nuevos pedidos procedentes del extranjero en general aumentaron por primera vez en más de dos años, el ritmo de crecimiento fue modesto y mucho más lento que el de los nuevos pedidos en total.

Puesto que las ventas aumentaron notablemente, la capacidad estuvo relativamente bajo presión. La acumulación de trabajos pendientes aumentó por segundo mes consecutivo y al ritmo más rápido desde julio de 2015. En respuesta, las empresas incrementaron sus plantillas y los datos de mayo indicaron el segundo aumento mensual consecutivo del empleo del sector servicios en general. La tasa de crecimiento también fue la más pronunciada registrada por el estudio en más de dos años.

La confianza en las perspectivas también animó a las empresas a contratar más personal. De nuevo, más del 60% de las empresas encuestadas prevén un aumento de la actividad durante los próximos doce meses con respecto de los niveles actuales, y la confianza en general fue solo levemente más baja que en abril, cuando el sentimiento registró su máxima en más de 17 años. Las expectativas continúan estando respaldadas por proyecciones positivas de ventas y demanda a medida que se levantan las restricciones por la COVID-19 en concordancia con el esperado éxito de los programas de vacunación.

Por último, las presiones de los costes continuaron aumentando para las empresas de servicios en mayo. Se informó que los costes del combustible, el personal y los servicios públicos han aumentado mientras que las empresas señalaron que el sector industrial les está repercutiendo las presiones inflacionistas en sus cadenas de suministro. Aunque, en respuesta, las empresas pudieron aumentar sus tarifas cobradas a la tasa más fuerte en más de dos años, la inflación fue relativamente modesta ya que el poder de fijación de precios entre las empresas de servicios siguió siendo limitado.

ÍNDICE DE NUEVOS PEDIDOS

Los niveles de nuevos pedidos recibidos aumentaron por segundo mes consecutivo en mayo. El ritmo de crecimiento también mejoró, y el Índice de Nuevos Pedidos ajustado estacionalmente alcanzó su lectura más alta desde enero de 2018. Algunas empresas encuestadas comentaron que los nuevos pedidos estaban aumentando a la par del levantamiento de las restricciones por la COVID-19.

ÍNDICE DE NUEVOS PEDIDOS PROCEDENTES DEL EXTERIOR

El mes de mayo señaló el primer aumento de los nuevos pedidos procedentes de clientes del extranjero en más de dos años. En general, el ritmo de crecimiento fue modesto, limitado hasta cierto punto por la pandemia. No obstante, hubo algunos informes de que la demanda del exterior está mostrando signos de mejora a medida que se suavizan las restricciones relacionadas con la COVID-19.

ÍNDICE DE PEDIDOS PENDIENTES DE REALIZACIÓN

El Índice de Pedidos Pendientes de Realización ajustado estacionalmente se mantuvo por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0 por segundo mes consecutivo en mayo. De hecho, el ritmo de crecimiento señalado por el índice fue el más fuerte desde julio de 2015. La reapertura de los establecimientos comerciales y el incremento asociado de la demanda impulsaron la acumulación de los pedidos pendientes.

ÍNDICE DE EMPLEO

El nivel de empleo en el sector servicios español aumentó por segundo mes consecutivo en mayo, y el ritmo de crecimiento mejoró notablemente hasta alcanzar su nivel más alto desde abril de 2019. Los incrementos de los nuevos pedidos y de la actividad fueron los principales impulsores del aumento en los niveles de personal, según las empresas encuestadas.

 

ÍNDICE DE PRECIOS PAGADOS (COSTES)

El Índice de Precios Pagados ajustado estacionalmente se mantuvo por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0 por duodécimo mes consecutivo en mayo. El índice no solo alcanzó su nivel más alto en esta secuencia de crecimiento, sino que también indicó el aumento más pronunciado de los costes operativos desde agosto de 2008. Los encuestados informaron que las presiones inflacionistas se están repercutiendo a lo largo de las cadenas de abastecimiento, al mismo tiempo que señalaron que el coste del combustible, de los servicios públicos y del personal aumentó en mayo.

ÍNDICE DE PRECIOS COBRADOS

Después de haber registrado el primer aumento de los precios cobrados en catorce meses en abril, las tarifas subieron fuertemente en mayo. El aumento más rápido de los precios cobrados en más de dos años estuvo estrechamente relacionado con unos mayores costes operativos, aunque, según se informa, el poder de fijación de precios se vio limitado debido a un entorno económico aún desafiante.

ÍNDICE DE ACTIVIDAD FUTURA

La confianza empresarial se mantuvo positiva en mayo, disminuyendo ligeramente desde abril pasado, cuando la confianza alcanzó su nivel más alto desde febrero de 2004. De nuevo, más del 60% de las empresas encuestadas señalaron proyecciones positivas para el crecimiento, y muchas de ellas esperan que los programas de vacunación y el asociado levantamiento de las restricciones por la COVID-19 conduzcan a un fuerte aumento de la demanda y la actividad.

RESUMEN DE LOS ÍNDICES

 

Crecimiento económico del sector privado

El crecimiento del sector privado español aumentó en mayo hasta alcanzar su nivel más alto desde noviembre de 2006, debido a unos mayores incrementos de la producción manufacturera y de la actividad del sector servicios. El Índice Compuesto de Actividad Total* aumentó al nivel 59.2, del 55.2 registrado en abril y se ha situado por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0 por tercer mes consecutivo.

El sector servicios lideró el crecimiento y registró una expansión al ritmo más rápido desde agosto de 2015, debido a la reapertura de la economía en línea con la relajación de las restricciones por la COVID-19. Mientras tanto, la producción manufacturera aumentó al ritmo más fuerte desde abril de 2007.

Los niveles de nuevos pedidos recibidos por las empresas del sector privado aumentaron al ritmo más fuerte desde julio de 2015, de nuevo respaldados por fuertes incrementos tanto en el sector manufacturero como en el de servicios. Como resultado, la acumulación de pedidos pendientes se incrementó, hecho que alentó a las empresas a contratar más personal. El aumento neto de puestos de trabajo en el sector privado fue el más pronunciado registrado en más de dos años.

Las severas presiones de los costes en el sector manufacturero, junto con el aumento de los gastos operativos en el sector servicios, hicieron que los precios pagados en general aumentaran a la tasa más fuerte desde julio de 2008. Aunque los fabricantes pudieron repercutir una parte importante del aumento de sus costes a los clientes aumentando sus tarifas cobradas, el poder de fijación de precios de las empresas de servicios fue mucho más moderado.

Por último, la confianza sobre el futuro fue un poco más baja que el récord del estudio registrado en abril pasado, aunque de todos modos se mantuvo históricamente alta. A medida que las restricciones por la COVID-19 continúan levantándose simultáneamente a los programas de vacunación, los encuestados prevén ampliamente que el crecimiento se mantenga a lo largo de los próximos doce meses.

*Los índices PMI compuestos son medias ponderadas de los índices PMI del sector manufacturero y del sector servicios comparables. La ponderación refleja el tamaño relativo del sector manufacturero y del sector servicios según los datos oficiales del PIB. El Índice Compuesto de Actividad Total para España es una media ponderada del Índice de Producción del Sector Manufacturero para España y del Índice de Actividad Comercial del Sector Servicios para España.

 

Resultados claves

  • El Flash del Índice PMI Compuesto de la Actividad Total de la Zona Euro(1) se situó en 56.9 (53.8 en abril), alcanzando su máxima de los últimos treinta y nueve meses.

  • El Flash del Índice PMI de Actividad Comercial del Sector Servicios de la Zona Euro(2) se situó en 55.1 (50.5 en abril), registrando su máxima en los últimos treinta y cinco meses.

  • El Flash del Índice PMI de Producción del Sector Manufacturero de la Zona Euro(4) se situó en 61.9 (63.2 en abril), señalando su mínima de los tres últimos meses.
  • El Flash del Índice PMI del Sector Manufacturero de la Zona Euro(3) se situó en 62.8 (62.9 en abril), descendiendo hasta su mínima de los últimos dos meses.

(Datos recopilados entre el 11 y el 20 de mayo)

Los nuevos pedidos y la producción aumentan fuertemente, aunque los desafíos por el lado de la oferta limitan el crecimiento. La presión de los precios continúa aumentando.


*Los datos se recopilaron entre el 12 y el 23 de abril de 2021.

IHS Markit PMI® Sector Manufacturero Español

La economía manufacturera de España registró su mejor incremento mensual de las condiciones operativas desde diciembre de 1999. El crecimiento estuvo respaldado por fuertes incrementos de los niveles de los nuevos pedidos, de la producción y del empleo. No obstante, persistieron importantes limitaciones por el lado de la oferta en medio de una continua escasez de productos en los almacenes de los proveedores y desafíos del transporte, hechos que condujeron a otro fuerte incremento de los costes y a un aumento récord de la serie de los precios cobrados.

El índice PMI del sector manufacturero español de IHS Markit, índice compuesto diseñado para proporcionar una indicación del comportamiento del sector manufacturero, se situó por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0 por tercer mes consecutivo en abril. De hecho, al subir del nivel 56.9 registrado en marzo al 57.7, el índice registró su lectura más alta desde diciembre de 1999.

Se observó un aumento notable de los nuevos pedidos en abril y el crecimiento se mantuvo fuerte y solo ligeramente por debajo del pico reciente de marzo pasado. Se informó que la demanda fue mayor tanto a nivel nacional como en el extranjero: los nuevos pedidos para exportaciones aumentaron al ritmo más fuerte desde febrero de 2018 en medio de informes de mayores ventas en todo el mundo, incluido el Norte de África y América Latina.

Las empresas informaron de un fortalecimiento de la demanda del mercado y que los clientes confían cada vez más en el futuro en medio de las expectativas de un firme aumento de la actividad a medida que se reducen las restricciones por la COVID-19. De hecho, estos factores ayudaron a explicar el continuo alto grado de confianza entre los fabricantes españoles en abril y los datos de las expectativas se mantuvieron históricamente altos en el último período de la encuesta. El fortalecimiento de las carteras de pedidos hizo que las empresas aumentaran sus volúmenes de producción y el crecimiento fue de nuevo marcado, aunque ligeramente por debajo de su máxima de 39 meses registrada en marzo pasado. Dicha ralentización se debió en parte a los crecientes cuellos de botella en el suministro de insumos y las empresas señalaron otro alargamiento importante e históricamente agudo de los tiempos de entrega de los proveedores. De nuevo se informó ampliamente que los mercados de productos están bajo una tensión notable ya que el aumento de la demanda y los desafíos en el transporte de mercancías conllevaron a la escasez de una amplia variedad de insumos.

Un efecto causado por los desafíos por el lado de la oferta fue la limitación del crecimiento de la producción y las empresas utilizaron los inventarios siempre que les fue posible para ayudar a mantener las líneas de producción en funcionamiento. No obstante, las empresas no pudieron evitar una rápida acumulación de pedidos pendientes de realización (la segunda más fuerte en casi 19 años de recopilación de datos).

Las empresas también contrataron más personal para tratar de hacer frente a las crecientes cargas de trabajo y el empleo aumentó a la tasa más fuerte desde principios de 2018. La actividad de compras también se incrementó drásticamente ya que las empresas, previendo que persistirá la escasez de productos, buscaron incrementar las reservas de stocks. En términos generales, dichos esfuerzos no tuvieron éxito ya que los stocks de insumos disminuyeron en general por vigésimo sexto mes consecutivo.

La escasez mundial de productos y el aumento de la demanda siguieron teniendo un impacto notable en los precios durante el mes y los costes de los insumos aumentaron en su mayor grado desde marzo de 2011. Se informó que entre los productos que aumentaron de precio se incluyeron los productos químicos, metales, combustibles y plásticos, y las firmas indicaron un fuerte deseo de repercutir el incremento de los costes a los clientes siempre que sea posible. Aprovechando una demanda más firme, los precios cobrados aumentaron en abril a la tasa más fuerte desde que los datos estuvieron disponibles por primera vez a mediados de 2002.

Comentario

Comentando sobre los últimos resultados de la encuesta, Paul Smith, Economics Director de IHS Markit, subrayó:

"El sector manufacturero de España continuó en auge en abril, ya que la producción y los nuevos pedidos de nuevo registraron aumentos importantes, aunque a ritmos ligeramente más lentos que en marzo.

Como la demanda se ha fortalecido y se espera que continúe haciéndolo en los próximos meses a medida que las economías se reabren aún más, los desafíos para el sector se derivan predominantemente del lado de la oferta, con retrasos en la entrega de insumos que alcanzan tasas sin precedentes en general y que imponen restricciones al crecimiento.

En consecuencia, las empresas buscan, en la medida de lo posible, fortalecer sus niveles de stocks de materias primas para evitar más retrasos en la producción, aunque de todas formas están reforzando sus plantillas para evitar poner al límite su capacidad y los pedidos están comenzando a acumularse.

Esto beneficia a los trabajadores, ya que la demanda de mano de obra aumenta y el crecimiento del empleo se acelera notablemente. No obstante, menos positivo es el aumento de la presión en los precios: tanto los costes de los insumos como las tarifas volvieron a subir de forma pronunciada en abril, ya que no solo los proveedores sino también los fabricantes se beneficiaron de la fuerte demanda del mercado".

 

 CONCLUSIONES CLAVES

  • La mejora de la situación por la Covid-19 ayuda a impulsar la actividad comercial y los nuevos pedidos

  • El incremento de las cargas de trabajo conlleva a un aumento del empleo

  • La confianza se sitúa en su nivel más alto desde principios de 2004

(Los datos se recopilaron entre el 12 y el 27 de abril de 2021)

La economía manufacturera de la zona euro arrojó fuertes resultados en febrero, ya que las condiciones operativas mejoraron hasta su máxima de tres años. Dicho incremento fue destacado por el índice PMI® final del sector manufacturero de la zona euro ajustado estacionalmente, que subió a 57.9, desde 54.8 registrado en enero, y se situó por encima de su lectura flash precedente. El índice se ha ubicado por encima del nivel de ausencia de cambios de 50.0, que separa el crecimiento de la contracción, por octavo mes consecutivo.

Página 1 de 10

Sobre Aerce

AERCE es la Asociación de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos en España. Es una asociación de tipo profesional que tiene por finalidad estatutaria transmitir, publicar e impartir conocimientos, experiencias e informaciones y realizar investigación sobre todas las cuestiones de Compras, Contratación y Aprovisionamientos.

Últimos Artículos

Síguenos

LinkedInTwitter